lunes, mayo 24, 2010

Llegue...

 Acto de pura voluntariedad, al que todos los lunes tienen que enfrentarse todos los mortales de dos patas.
Pero llegue
Jodios lunes, transportes públicos llenos de caras soñolientas.
De ojeras pronunciadas, algunos (pocos), con el pelo mojado, por esa ducha que llaman reparadora y lo que es… es la ruptura de cualquier recuerdo onírico. (Si alguien no sabe que es onírico, no me pregunte, que use el san google).
Esa entrada traumática en el puesto de trabajo, los papeles colocados por la señora de la limpieza, en perfecto orden.
¿Qué no entenderá de que no busco diseño en mi mesa de trabajo?, lo que quiero es no perder los pos-it con el nº de teléfono que apunte el viernes anterior.
Es como una competición que se repite todas las mañanas, yo se donde dejo mis papeles sabiendo donde están y ella los coloca con su propio orden.
¿Tendremos que reunirnos para buscar coincidir, o hacerla entender que es una mesa de trabajo, no un puzzle, donde los papeles concuerdan siguiendo un orden estético?
Anda que no estoy tardando en terminar de escribir hoy.
Esto de dejar correr los dedos, entre llamada de teléfono y reunión… Tiene su aquel.
Aunque para ser sincero, acabo de tener una llamada que esperaba, y me ha hecho el lunes mucho más llevadero.

3 comentarios:

;p dijo...

1. adj. Perteneciente o relativo a los sueños.
;p
por cierto...si la sra de la limpieza no hiciera de tu mesa un puzzle perfecto, esteticamente hablando,de vez en cuando...como estaria esta, al cabo de un mes???? ;p

Umbral de la sombra dijo...

Sabia Yo que San Google funciona a la perfección.
La mesa esta en perfecto estado, eso si encontrando los papeles rápidamente.
Sin usar GPS vamos

;p dijo...

lo del gps, ha sio un golpe bajo.
grrrrrrrrrr....jajaja ;p