martes, abril 27, 2010

Regreso


Hoy, bajo la luz de una antigua compañera fiel.
Regrese…
Aun lugar que inconscientemente rechazaba volver.
Algo que en tiempos compartí, y acarrea  recuerdos.
Pero la loba tenía conmigo pendiente ese paseo.
Hoy brillaba rabiosa y su reflejo en el agua era bastante, para poder caminar conmigo...
Tres viejos amigos compartiendo.
Borrando recuerdos, buscando caminos nuevos.
Un lugar donde en tiempos difíciles yo acudía.
De noche mejor de madrugada.
Noches enteras, mirando, respirando, oyendo.
La loba buscando rastros en la oscuridad se volvía loca.
A cada rato regresaba donde yo estaba para informarme moviendo el rabo de sus hazañas.
Compartiendo…
Por eso y no por otro motivo, hoy regresamos los tres.
A la loba se le acaba la vista… es vieja como el lobo.
Pero aun nos quedan visitas… nos lo debemos
 Y yo tengo mil conversaciones por terminar con la Reina de los lobos la Hermana Luna.

(La foto no es mía como es evidente... tengo que hacer alguna foto por la noche de esa laguna queda pendiente)

5 comentarios:

unpezcualquiera dijo...

eso es una promesa, y el lobo siempre cumple sus promesas. ;)

Bicho dijo...

El Lobo es un hombre de palabra, asi q se cumplira.

Anónimo dijo...

Esa foto estará en tu retina mientras vivas..Otra cosa es que te apetezca compartirla. Aunque lo hicieses , nunca la veríamos tan especial como tú la sientes.

Seguiré pasando por aqui sin hacer ruido...

De Puntillas ((ª;*))

Anónimo dijo...

Nunca borres recuerdos,porque el cuerpo olvida,la mente no perdona.

Buenos, malos, son vivencias,es nuestro, ¿borrarlos? algunos se repetirian.

El peor enemigo que tenemos, es lo que retenemos en la memoria,los recuerdos,los sentimientos, a veces es muy dificil luchar contra ellos cuando no se siente, una laguna no importa...cuando late,no se borra.

Cerco en la luna,agua en la laguna.

Te seguiré dando mi opinión.
Gracias por permitirmelo.

Umbral de la sombra dijo...

Me alegra saber... que conoceré tu opinión, aunque desconozca quien eres.

(El futuro nos tortura y el pasado no encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.)
Gustave Flaubert