martes, abril 27, 2010

En los últimos tiempos

Este lugar aparte de la presencia del viejo lobo
Ha recibido visitas insospechadas por el
Unas haciéndose notar, otras en silencio, otras en el anonimato.
Todo es bien recibido, hasta las que han removido los cimientos del bosque
Alguien me ha dicho repetidas veces, borra si te molesta algo.
No, no lo haré… Los que me conocen, saben que para el Lobo la libertad es lo más importante.
Y por ello estoy dispuesto a pagar siempre, el precio que se me pide.
A veces es caro, pero ese es otro tema.
Hoy deje un video especial
Metallica - Nothing Else Matters
Para muchos, yo incluido, una canción especial, la dejo como homenaje a los visitantes del Umbral de la sombra.
Y a lo que vamos… ayer resucito el Lobo, los motivos, hasta ridículos, pero algo hizo que se rompieran las pequeñas cadenas que le sujetaban
Habrá lobo hasta que el mundo se aburra de el.
Y cuando se aburra continuara su vida en la sombra
Que nadie se olvide que fue y ha sido su hábitat durante mucho tiempo.
No pediré perdón por serlo, ser fiel a uno mismo es mas importante que serlo hacia otros.
También es una forma de respetarlos a ellos, la mentira no es una forma de compartir ni de vivir.
Que sea una moneda de cambio habitual, que dejo de preocuparme hace mucho.
Solo que anoche, lo recordé.
Mejor dicho me lo recordaron… hay que ser sinceros.
Al cesar lo que es del cesar y al mentiroso lo que es propio.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenido al mundo real.

Cada cosa cae por su propio peso.
Nunca trates de ir más allá, lo que tenga que ser, será.

Si supieramos comprender,
no haría falta perdonar.

Ignacio Larrañaga

Si haces lo que debes,
deberás surir lo que no mereces.

Benjamin Franklin.

Nadie se queja de tener
lo que no se merece

Jane Austen.

Besos

Umbral de la sombra dijo...

Y hablas frances en la intimidad?
Para no hacer ruidos... eres certera.

Lu dijo...

Muy bien dicho, no se que paso. Pero el mundo no se aburrira de ti. El mundo sin el Lobo no es mundo, no lo olvides nunca (habra quien no piense eso, pero muchos otro si pensamos asi). El lobo vale mucho.

Las mentiras caen por su propio peso y tienen las patita muy corta.
El que dice una mentira no sabe que tarea ha asumido, poruqe estará obligado a invntar veinte más para sostener la certezade esta primera. Alexander Pope

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad. Aristotele

Ese es el Lobo, no creo q debas pagar nigún precio, xq debes ser libre.

Besos y abracitos.

Anónimo dijo...

No hablo francés, pero conozco al lobo.

No soy ese anónimo, y si se puede vivir
sin el lobo, cuando saque quién realmente es, no la sombra, ser tú,
única y exclusivamente, mostrandote, tal y como eres, si,no se podria vivir sin él,inteligente, locuaz,amable,señor,
una raza en extinción.

No me molesta el ruido.

Umbral de la sombra dijo...

Si y viven muchos... no soy nada imprescindible.
Y no se porque cuestionar lo que soy, soy lo que se ve, de tantas veces dicho aburre ya.
Este blog no es nuevo, y es en parte una prueba.
Siento el error y la confusión, el anomimato tiene estas cosas.

Anónimo dijo...

Siento haberte decepcionado, nadie es imprescindible,cierto.

Entonces ¿no seria mejor pasar por la vida desapercibido?.

Tu mismo lo has dicho, este blog no es nuevo,pero el que lo creo, el que transmite,puede o no, leer la opinión de quien lo lee, aprobarlo o no.

Seguiré en el anonimato, pero sin comentarios.

Umbral de la sombra dijo...

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.
groucho marx

No me has decepcionado, agradezco tu molestia en opinar, y sufrí una confusión en la autoria
Siento perderme tus opiniones todas son importantes para mi.
Solo espero que te sientas libre de hacerlo si lo deseas.

Anónimo dijo...

Lobo...
Estoy totalmente en desacuerdo...
Creo que todos vivimos detras de una mascara que muy pocos logran destapar...
Creo que todos, por miedo, o no se que...al final...desvelamos alguna mentira que nos sirvio para protegernos, pero ...siempre se vera nuestra piel....esa nadie nos la quita!!! ES NUESTRA! Y aullamos como sabemos hacerlo