domingo, marzo 17, 2013

Dirección a Cádiz


La mezquita según el mapa esta en el barrio judío  y como no conozco nada de Córdoba, pediré en recepción un taxi.
Es algo que suelo hacer, cuando llego a una ciudad que desconozco.
Necesito un café en vena, quien me conoce sabe como me pongo si no tomo uno o dos cafés.
He tenido suerte la zona donde esta el hotel esta en un sitio con bastantes comercios cerca.
Una cafetería cercana y ya tengo mi café no suelo comer yo nada sobre todo con el primer café.
Además el rabo de toro me dejo a mi satisfecho y sin hambre.
Tengo que subir a la habitación a por la celebre mochila, aparte os contare un secreto.
Normalmente cuando uno deja la habitación las camareras acuden hacer la habitación, dejando el carrito donde llevan las toallas y artículos de baño.
Es entonces cuando yo aprovecho a recolectar jabones, gel y alguna cosilla mas, para alguna emergencia.
Tengo yo testigos de esta practica mía.
Aconsejo a quien pueda, coger el jabón de  esta cadena de hoteles que aparte de su forma (simula una bola de golf) bastante bueno y fácil de trasportar en la bolsa de aseo.
Aviso en recepción que abandonare sobre las cinco de la tarde dejando en recepción la bolsa de viaje.
No se yo, si no me pillara el Toro.
Hasta Cádiz mi próxima parada, hay unos 260 kilómetros y Cádiz no es una ciudad cómoda para buscar hoteles.
Dormiré y seguiré viaje hasta Tarifa que es mi destino.
Pero antes tengo que hacer el tour por Córdoba.
Pido el taxi desde la recepción porque suelen tener una compañía de taxis de confianza.
Supongo que Córdoba no es tan grande como Madrid y las distancias son mas cortas.
En cinco minutos llega el taxi y le pido que me lleve a las cercanías de la Mezquita ya desde allí me apañare.
¿que puedo yo decir que no este dicho ya de la Mezquita?
Uno si no tuviera miedo a parecer bobo, abriría la boca y no la cerraría durante todo el recorrido.
Hay mil fotos o mas, de cada detalle del artesonado, de los arcos uno por uno o en perspectiva.
Lo dije antes, es una cuenta pendiente con  Quimera y habrá que saldarla los dos juntos.
Una vez en la Alhambra me paso algo por el estilo, mientras la gente iba y venia.
Yo me senté en un rincón pensando en lo pequeño que queda uno, cuando ve lo que otros hombres son capaces de hacer, cuando hacen arte.
Soy yo muy jodido con estas cosas, que la Mezquita fuera convertida en Catedral no me gusta ni un pelo.
Cada cosa en su sitio y respetando lo de otros.
¿Pero quien me va hacer caso a mi en estas cosas?
Cada vez que entro en sitios asi, como sinagogas catedrales y hoy en la Mezquita
Percibo algo raro en el ambiente no se si es electricidad o misticismo acumulado, pero algo se puede apercibir.
Siempre me ocurrió, en la Alhambra, en la catedral de León y en otros tantos sitios.
No soy nada esotérico, por lo que no puedo definir que siento.
pero cierto es... lo siento o lo noto o lo que sea...
Ósea que ustedes vosotros, se las apañan para entenderme o lo dejan pendiente para mejor ocasión.
La Sinagoga de Córdoba una de las tres que quedan en España (pocas me parecen pero eso dice Internet) hay que reconocer que la iglesia católica, ha hecho un trabajo de derribo a cultura de otras creencias.
Es el contrapunto de la Mezquita, los judíos y sus templos son tan austeros que son la mínima expresión de un templo.
Pero ellos sabrán, lo cierto es que  forma parte de una cultura importante de la historia de un pueblo en España.
Antes de continuar habrá que buscar un sito para comer y luego visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos.
No se si esto es zona guiris, supongo que si, que no solo seré yo el extranjero que patea por estos lares.
Tendré que arriesgarme y fiarme de mi olfato y de mi instinto.
Estoy en la cuna del rabo de toro... bueno extiéndanme, el rabo de toro es uno de los platos mas afamados de Córdoba, no se vayan por otros sitios que nos conocemos todos.
Comeré carne, pero no rabo de toro, que lo bueno y repetido cansa.
Filete con patatas o unas chuletas de cordero, le añadimos una cerveza para desengrasar.
No soy bebedor yo de vino, y mira que conozco gente que disfruta con la cata y bebiendo buenos vinos.
Pero a mi no es que me guste demasiado, reconozco un buen vino eso si.
Pero no paso de una copa de vino y  eso como mucho.
Elijo uno que parece limpio y con buena pinta y como sin nada que reseñar al respecto.
Camino de el Alcázar de los Reyes Cristianos voy.
Un alcázar bien conservado y producto de la suma de cuatro culturas.
Romana, visigoda, árabe y cristiana.
A destacar el agua de sus jardines y los propios jardines.
Decididamente esta ciudad merece que regrese yo bien acompañado y para ser fotografiada y disfrutada sin prisa pero sin pausa.
Son las cuatro y media de la tarde y tengo que regresar al hotel por el coche y la bolsa de viaje.
Solo queda salir de Córdoba y llegar a Cádiz allí dormiré esta noche.
Una gasolinera es lo que necesito yo ahora mismo.
Voy justo yo de gasofa y no me gusta a mi andar así.
Ósea que la primera que encuentre a darle de comer al hambriento.
Cádiz es una pura contradicción… Me explico, su gente es alegre y es algo que comparten.
Pero la Ciudad es triste, vieja, olvidada  que los gaditanos no se enfaden con el Lobo.
Si Cádiz fuera  vasca o Catalana, hubiera habido dos guerras reivindicando sus derechos y mas atención por parte del estado, es una ciudad donde no se nota la inversión, ni pública ni privada, creo que lo he dicho alguna vez aquí, y si no fue aquí, seria en el otro blog.
Las grandes cadenas de moda se quedaron todas en Sevilla, si un gaditano quiere ir al Corte ingles tendrá que coger la Autopista para poder comprar.
Parece una perogrullada pero es un dato significativo. 
Si las grandes empresas no invierten es que algo pasa.
Luego mientras en otras ciudades las fachadas y las casas se restauran, en Cádiz se ven casas abandonadas.
Al menos en el centro de la ciudad.
Los alrededores del Ayuntamiento, no son como en otras capitales de provincia que el lobo ha visitado.
Al menos las dos veces que he estado, supongo que habrá barrios nuevos donde se construye como en cualquier parte.
Pero hablo de la parte central, digamos el casco antiguo de la ciudad.
Esto no tiene nada que ver con los gaditanos ciudadanos, es un pueblo que me encanta, son alegres y me parecen de los más sinceros en toda Andalucía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto de desayunar leyendo al Lobo se ha convertido en costumbre.
Creía yo que no me iba a dar tiempo, pero si.
Yo también salgo de viaje hoy, pero mucho menos interesante que el tuyo.
De Cádiz yo solo conozco sus playas, que son estupendas y en Tarifa nunca estuve, tengo ganas de que llegues a ver que nos cuentas. Pero vamos,tu sin prisas eh?
Besillos.
Q.

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Pues a mi, lo que es la parte antigua de Cádiz, me encanta, dicen que tiene semejanza con la Habana, no lo sé.

Bueno, un placer leerte, es fácil imaginarte :)

Un beso.

Lobo dijo...

Supongo que tiene un aire con la Habana.
El mar siempre deja sus huellas en las ciudades.
Me gusta lo antiguo pero Cádiz, deja que sus casas lleguen al abandono total.

Un beso bukanera... gracias por aparecer.